YACIMIENTO DE POMPEYA: LA PUERTA MARINA

También conocida como Puerta del mar, Puerta de Neptuno (Porta Neptunis) o Puerta del foro (Porta forensis) es una de las puertas de entrada a la ciudad, en el límite occidental, construida en su momento casi a la orilla del mar, de ahí su nombre. Es la más reciente de las puertas de Pompeya, realizada en piedra de lava.

 El camino de acceso desde allí se hacía a lo largo de una rampa empinada, pavimentada con grandes losas, que conducía a la puerta propiamente dicha; ésta se bifurca en dos entradas, una para los peatones y otra, más ancha, para los carros y los animales. Posteriormente ambas fueron cubiertas por una única bóveda de cañón construida al modo incertum (sobre una base de cemento se colocan piedras desiguales en las que sólo se cuida un poco su cara exterior), que es la que hoy vemos.

Puerta Marina  - Vista de la rampa de acceso - A la izquierda probablemente restos de antiguos almacenes Puerta Marina - Vista de la puerta - A la izq. restos de  almacenes, probablemente. Puerta Marina  - Vista de los arcos de acceso - Construcción en opus incertum Puerta Marina - Acceso con escaleras para peatones los peatones Puerta Marina - Rampa pavimentada de acceso para peatones

Es probable que en los alrededores se establecieran prósperos negocios de alquiler de carros, dado que los comerciantes que llegaban con grandes cargamentos solían utilizar vehículos que sobrepasaban las medidas del tunel, de manera que la carga debía repartirse entre varios carros más pequeños, que eran alquilados allí mismo. A la izquierda de la puerta, encontramos un banco de piedra donde quizás podrían haber esperado los recién llegados, mientras sus productos eran traspasados. Sobre él, los restos de pintura en el muro parecen sugerir un almacén o un comercio. En el lado derecho, también en el muro, vemos un nicho en el que se encontró parte de una estatua de terracota de Minerva.

Desde aquí es posible observar también la muralla que rodea la ciudad, en la que aún se conservan restos de la primitiva construcción samnita (s. VI a.C.)

Puerta Marina   - Muro con banco de piedra y restos de pintura a la izquierda de la puerta Puerta Marina   - Bancos a la izquierda de la puerta Puerta Marina  - Pintura en la pared, sobre bancos a la izquierda de la puerta  Puerta Marina  - Detalle en el muro

A la derecha, vemos los restos del extremo norte del pórtico de la Villa Suburbana o Villa Imperial, que, al estar situada en la ladera, ofrecía espléndidas vistas al mar. Precisamente la belleza del paisaje hizo que durante el siglo I se levantaran  algunas otras villas en las cercanías de este enclave.

Puerta Marina  - Lado sur de la puerta Puerta Marina   - Extremo norte del pórtico de la Villa imperial visto desde la Porta Marina  Puerta Marina  - Extremo norte del pórtico de la Villa imperial visto desde la Porta Marina Puerta Marina - Entrada a la Villa Imperial vista desde la rampa de acceso Puerta Marina - Termas suburbanas, a la izquierda de la rampa de acceso

En el camino hacia la puerta, cerca de las termas suburbanas, se encontró un cippus con un edicto  del tribuno T. Suedius Clemens anunciando que, después de haber investigado los hechos y adoptado las medidas oportunas, ha devuelto a los ciudadanos los lugares públicos usurpados por particulares. Otros cippi similares a este fueron encontrados en  la Puerta de Herculano, la Puerta del Vesubio y la Puerta Nocera.

Ex auctoritate
imp(eratoris) Caesaris
Vespasiani Aug(usti)
loca publica, a privatis
possessa
T(itus) Suedius Clemens
tribunus causis cognitis et
mensuris factis rei publicae
Pompeianorum restituit.