HISTORIA DE NUESTRO MUNDO ("Decadencia y caída del Imperio Romano", de Edward Gibbon)

Crítica de Alejandro Gándara en el diario El Mundo

Hay que dar noticia de la formidable edición en dos volúmenes que la editorial Atalanta ha llevado a cabo de la monumental y clásica "Decadencia y caída del Imperio Romano", de Edward Gibbon. Este autor, amante del enciclopedismo francés, escribió miles de páginas sobre un tema que, en apariencia para el lego, se circunscribe a una época y a unos territorios concretos. Sin embargo, la caída del imperio romano, como se sabe, alcanzó en sus consecuencias y urdimbre políticas hasta principios del siglo XV. Por enmedio pasaron las invasiones bárbaras, Carlomagno, las Cruzadas, la caída de Constantinopla por los turcos, el nacimiento y auge del mundo islámico, entre otros acontecimientos y movimientos a los que generalmente adjudicamos una autonomía histórica de la que carecen. Gibbon trata de todo ello a lo largo de esas miles de páginas y la impresión que deja es la de pretender contar por entero el arranque del mundo en que hoy estamos viviendo.

Dentro de los temas estructurales destaca el de las guerras continuas que desataron las tres religiones del Libro (judíos, cristianos y musulmanes), a través del papel de la fe y de la constitución de las identidades culturales. Según Gibbon, fue la depauperación doctrinal y las consecuentes miserias del judaísmo y del cristianismo antiguos lo que elevó la figura de Mahoma, un profeta de la ortodoxia del Dios único, no un iluminado rabioso, como trató de pintarlo la leyenda de Occidente desde el principio.
Sea como fuere, lo más semejante a la historia de Gibbon es la propia Biblia, aunque aquí con un solo narrador y un solo cuento. Pero en cuanto a la creación de mundos y a la herencia de las generaciones, nada que envidiar. Y todo en un estilo de pulcritud abrillantada, salpicado de juicios de valor, conjeturas, reflexiones hondas de variedad inusitada, si bien con el trasfondo de un conocimiento metódico y de un rigor extremo.

0 Comentarios: